La victoria de Trump en EEUU, entre crisis tardo capitalista y hegemonia acorazada de coerción

Al hacer un análisis de los Estados Unidos del Norte de América, hay que decir que siempre han estado una nación profundamente racista, fascista, clasista e imperialista. Quien solo hoy piensa haber descubierto su destacada actitud de someter todo el mundo a sus propios intereses de Estado o vivía en un mundo alienado de la realidad o era un idiota útil del imperialismo.
La verdadera diferencia entre el pasado y hoy en día son los así llamados “filtros” a través los cuales se describe el ayer y se describe el presente, la necesidad de vender un producto, en este caso la política estadounidense, bajo una forma aceptable, cubierta bajo la imagen de la así mal llamada “defensa de los DDHH” o de la “exportación de la democracia”, mediante los órganos y agencias prepuestas a la guerra y manipulación mediatica de la opinión publica a nivel internacional.
Finalmente, la política sin mascara de Donald Trump está mostrando al mundo entero la verdadera cara del imperialismo yanqui y han apagado las luces de las cámaras de los varios medios de comunicación como la CNN, Fox News, El Pais, la BBC y Televisa, entre otras, que con sus “fake news”, siempre, han representado la vanguardia de fuego en las guerras de saqueo en estas ultimas décadas, desde la guerra contra Iraq hasta hoy contra el noble e invicto pueblo de Siria que lucha con esmero contra el Estado islamico, brazo armado de los intereses nacionales de Estados Unidos e Israel en la región de Oriente Medio; sin olvidar, por cierto, las guerras contra Afghanistan, Libia y Serbia, aquí los medios de comunicación han creado las condiciones para llevar a cabo agresiones y ataques.
Así veamos que, en lugar de una política refinada, o más bien, en lugar de presentarse con una imagen democrática, de “policía internacional” que defiende los derechos humanos e individuales de las personas, veamos que, EEUU con Trump y su “America primero”, por fin, se presentan con su propia verdadera cara chovinista, reaccionaria y fascista, base de toda una realidad política, social y cultural primitiva, violenta y retrograda que es, no solo, el reflejo de los intereses de la poderosa industria tecnológica y militar, de las industrias de las armas y de las grandes multinacionales estadounidense, si no también de los intereses económicos y financieros de las grandes lobbies representadas por las familias Bush, Rotchild, entre otras, por si mismo, los verdaderos dueños de las políticas estadounidenses.
El “American Way Of Life”, el así mal llamado “sueño americano”, siempre, han representado un muy buen engaño ideológico en medio de una guerra cultural actuada como modus operandi de los EEUU para lograr sus relaciones de dominio y explotación del hombre sobre el hombre y la naturaleza, en una guerra histórica entre las fuerzas del capital y las del trabajo, entre explotadores y explotados.
Lo màs interesante de todo esto es ver las contradicciones entre aparados hegemónicos y sociedad política, reflejo de una más amplia y generalizada crisis de sus clases dirigenciales y por ende, de sus relaciones de representación clásica.
En el medio de una crisis estructural del sistema economico, financiero, político y social tardo capitalista, a caer definitivamente en contradicción es lo que Antonio Gramsci solía definir como “hegemonía acorazada de coerción” del Estado capitalista e imperialista, es decir sus “ejércitos de reserva” de la contrarrevolución, representados – hoy en día – por los medios de comunicación, las asociaciones civiles, es decir, entre sociedad civil y sociedad política, si pensamos a como reaccionaron estos sectores en los EEUU frente a la victoria electoral de Trump.
Tarea de los verdaderos revolucionarios es trabajar en estas contradicciones.

Se acerca una guerra entre EE.UU. y Rusia?

Es noticia de última hora: Barack Obama presidente saliente de EEUU ha decretado una imponente operación militar cerca de la frontera rusa. El nombre de dicha operación es “Atlantic Resolve”. Unos 5000 militares además de 4000 tanques, ya, se ubicaron en esa zona fronteriza.

Que quiere hacer la administración de Obama?

Por cierto se trata de una provocación, si pensamos que el pasado 29 de diciembre Obama declaró de haber ordenado “una serie de medidas como represión contra Rusia” por el supuesto (¡no hay ninguna evidencia que lo valora!) hackeo de Moscú.

¿Acaso se quiere crear una situación “ingobernable” por el nuevo presidente de EEUU Donald Trump?

¿Es racional que un presidente saliente tome medidas de este tipo?

¿Hay razones para estar preocupados?

Nunca olvidamos el peligro de un conflicto militar entre Rusia y EE.UU. y por ende, las repercusiones para México, siendo este país gobernado por un presidente títere de las políticas imperialistas de la aguila fascista del norte y siendo geográficamente ubicado en la frontera con la Roma americana.

Según como dijo Michel Chossudovsky y cito* “lo que está tomando el control de las relaciones internacionales es la locura política”; y militar, añadió yo.

Ahora viene, ¿que son las así llamadas fake news?

Pues, así se suele definir las noticias falsas, aquí los periódicos pasquín están demasiado llenos. Pero fake news es también callar y otorgar esta clase de informaciones.

Finalmente, estos hechos deberían ser una de las principales noticias en los medios de comunicación a nivel internacional, pero de hecho la realidad es otra, es mejor ocultar noticias así, para evitar que la opinión pública internacional pueda indignarse y tirar una tremenda patada en el trasero a estos señores de la guerra del siglo XXI.